Homelessfonts: tipografía creada por personas sin hogar

Homeless Fonts es una iniciativa de la Fundación Arrels que consiste en crear tipografías a partir de caligrafías de personas que viven en la calle de Barcelona. Las tipografías están a la venta y los beneficios que se obtienen, se destinan a atender a las más de 1.400 personas a las que la Fundación Arrels atiende. El precio oscila entre los 19 euros para uso particular y los 290 para uso profesional

 

homelessfonts

 Loraine nació en Londres. Siempre fue persona trabajadora, familiar y no tenía más preocupaciones que pagar el alquiler a final de mes o llenar la nevera. Hasta que en 2009 se fue de vacaciones al extranjero, donde le robaron el pasaporte y se encontró con una serie de problemas con la embajada de su país. Alguien había utilizado su pasaporte de forma ilegal. Loraine, entonces, se vio en un lugar extraño y sin poder volver a su casa. No conocía a nadie aquí que le pudiera ayudar y sus circunstancias tampoco le permitían pedir ayuda en Inglaterra. Tuvo que aprender a hablar español. En la calle descubrió una ciudad nueva, un país, una cultura nueva. Y también conoció a muchos amigos que la ayudaron en un mundo completamente desconocido.

homelessfonts.1

 “El mundo es un lugar muy grande, el mundo es para andar.” Y eso es lo que hizo Francisco, andar. Nació en España y pasó su juventud en Brasil, donde trabajó como artista gráfico. Más tarde pasó unos años recorriendo Suramérica haciendo autostop, y de mayor regresó a España para conocer su patria. Francisco nunca pensó que acabaría en la calle: “La experiencia de la calle, me ha quitado la vanidad”, ni que llegaría a crecer como persona en ella: “La única cosa que he aprendido de la vida, es que en la vida hay que aprender. Porque si pasas la vida sin aprender, no has vivido”. En Barcelona la calle cambió su vida y le enseñó lo dura que puede llegar a ser. “Dura, pero llena de buena gente”

homelessfonts.2

Gemma nació en Madrid hace 37 años. Después de pasar muchos años en la capital, decidió volver a empezar y se mudó a otra ciudad. Una serie de infortunios y de malas decisiones la dejaron en la calle. Gemma es una persona emocional y tranquila a quien le gusta tomarse su tiempo para hacer las cosas, “Si hay algo que te da la calle, es tiempo. La calle te permite escuchar atentamente, observar sin ser vista”. Asegura que estar en la calle no es nada agradable. “Ver pasar a gente que se acaba de duchar hace que anheles aún más cosas que para muchos casi no tienen importancia. El desayuno, el olor a limpio, pagar el billete del metro. No tener hogar es mucho más que no tener donde dormir”. Sin embargo, asegura que la calle es “la mejor forma de conocer a los seres humanos”. “Una escuela” de la que lleva entrando y saliendo demasiado tiempo.

 

homelessfonts.lo

 

No Comments Yet.

Leave a Reply