SAPE: El club de los hombres elegantes

Supe de este movimiento en un artículo en el Magazine de La Vanguardia . Este Post es una extracción de un artículo sobre el trabajo del fotógrafo español Hector Mediavila  y que aparece en Afribuku , una web realmente interesante sobre la cultura africana.

En 2003, Mediavilla llegó a la República del Congo para dar unos talleres de fotografía. En Brazzavile conoció a un grupo de hombres y mujeres que decían pertenecer a la Société des Ambianceurs et des Personnes Elegantes (SAPE). La SAPE es un movimiento social según el cual la elegancia y el culto a la apariencia van ligados a un estilo de vida creativo que nos muestra otra cara del continente africano.

La Sociedad de Ambientadores y de Personas Elegantes surgió como expresión de desobediencia civil durante la dictadura de Mobutu Sese Seko, en el momento en que se prohibió a la población vestir con ropa de estilo occidental en favor de un retorno a la vestimenta tradicional africana.Mobutu quiso imponer el abacost (traje de tres piezas tipo maoísta) como uniforme. El hombre que inspiró este movimiento fue el grand sapeur André Grenard Matsoua, que volvió de París vestido con trajes occidentales y creó escuela. Durante los años 50 el movimiento de jóvenes elegantes, más conocido como los sapeur, se convirtió en sinónimo de la rumba congoleña que surgió en Kinshasa y Brazaville. El músico Papa Wemba creó música inspirada en la SAPE y King Kester Emeneya, otro cantante congoleño, afirmó que “el hombre blanco podía haber inventado la ropa, pero nosotros la convertimos en arte“.

SAPE: Society of Ambianceurs and Elegant People At the beginning of the XXth century when the French arrived in Congo the myth of the Parisian elegance was born among the youth of the Bakongo ethnic group who were working for the colonizers. At that time

” Lo que ellos quieren es ser reconocidos por la sociedad “

Después de que el Congo se independizara en los años 60, el caos que se vivió después provocó que numerosos congoleños emigraran a ciudades como Londres o Paris y la SAPE se convirtiera en un refugio para aquellos que debían aclimatarse y hacer frente a la vida en Europa. A los dandis congoleños que viajaban a París se los consideraba Grand Sapeur una vez que regresaban a Brazzaville en verano, período en el que exhibían ese estilo tan peculiar. Un sapeur no sólo debe cumplir y respetar las reglas y códigos de conducta de la SAPE sino que debe viajar alguna vez en su vida a París, la ciudad que para ellos es la meca de la elegancia

MEH0063201.jpg MEH0170681.jpg MEH0170672.jpg MEH0063198.jpg MEH0063195.jpg

 Fotografias de Hector Mediavilla

No Comments Yet.

Leave a Reply